jueves, 29 de noviembre de 2007

OLVIDO RECLUIDO

Tu corazón de chiquilla abandonada
es una calle llena de faroles,
sendero luminoso sin heridos
fiesta brava sin toros y si oles.

Que lleguen tus pisadas a mi puerta
que los gallos no canten en el día,
que perfumen las flores no abiertas
que se regale el pan en las panaderías.

Que los años no deshojen tus latidos
que no mientan las caricias embusteras,
que se mueran tu olvidos recluido
en una torre sin ventanas ni escaleras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada